Sostenibilidad y alimentación

Qué relación hay entre sotenibilidad y  alimentación

Para hablar de sostenibilidad y alimentación, hablaremos sobre qué es una alimentación sostenible. Consideramos una alimentación sostenible a aquella en la que durante su producción el impacto medioambiental que supone se ha reducido, por lo tanto, no se agotan los recursos naturales y se respeta la biodiversidad.

Tener en cuenta qué alimentos se incluyen en la dieta repercute no solo en la salud de las personas sino también en el planeta.

Cuando hablamos de sostenibilidad y alimentación, entra como protagonista la compra, es decir, nuestras elecciones del día a día. Las preferencias a la hora de comprar y consumir determinados alimentos, en pocas palabras, realizar una compra sostenible para nuestros hogares.

Tanto si realizamos la compra en el mercado, como en el supermercado, deberíamos preguntarnos e interesarnos de dónde vienen esos alimentos, ¿cuál es su procedencia?, ¿cómo es su proceso hasta llegar a comprarlo?. La comida, los alimentos, son mucho más que el contenido que ingerismo en el plato. Lo que comemos, unos garbanzos un huevo, el chocolate… son el último eslabón de una serie de acciones con huella medioambiental y uso de recursos limitados.

De hecho, la alimentación es responsable de casi un 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero, por eso se considera una de las una de las actividades humanas con mayor impacto global.

Según la FAO la producción alimentaria utiliza casi el 50% de los recursos naturales, y casi un 70% del agua dulce. Estos datos, resultan alarmantes cuando la previsión para 2050 es que tengamos una población mundial de 9600 millones de personas. ¿Cómo vamos a alimentarnos entonces?

El modelo de producción actual no es sostenible y de seguir así necesitaremos recursos equivalentes a casi tres planetas.

Pequeños gestos para cambiar el mundo

La necesidad de cambiar nuestra forma de alimentarnos y realizar nuestras dietas a unas  más sostenibles es cada vez más evidente, pero  no es fácil de lograr.

Comer más alimentos de origen vegetal, reducir o eliminar aquellos de origen animal. Pero no todo gira en torno a la alimentación cuando hablamos de sostenibilidad; no tirar tanta comida, utilizar menos envases y saber el origen y material de nuestra ropa, por ejemplo, son cosas fáciles que podemos hacer todos.

En general todo alimento de origen animal, a diferencia de uno de origen vegetal, es más contaminante. ¿Por qué?, por la posición que ocupan en la cadena alimentaria que multiplica los recursos.

Según la FAO: »Las dietas sostenibles son aquellas que generan un impacto ambiental reducido y que contribuyen a la seguridad alimentaria y nutricional y a que las generaciones actuales y futuras lleven una vida saludable. Además protegen y respetan la biodiversidad y los ecosistemas, son culturalmente aceptables, accesibles, económicamente justas y asequibles y nutricionalmente adecuadas, inocuas y saludables, y optimizan los recursos naturales y humanos»

En definitva:

  • Prioriza productos frescos: como verduras, frutas…
  • Apuesta por el consumo local y de temporada: compra en el mercado, en la tienda del barrio. Mira las etiquetas y busca el orgien del producto, que sea local.
  • Aumenta el consumo de productos de origen vegetal: aumenta el consumo de legumbres y derivados.
  • Reduce el consumo de productos de origen animal.
  • Evita el desperdicio alimentario. Realiza una adecuada planificación de las comidas semanales para evitar el despilfarro de comida que se tira diariamente en todos los hogares.

Conoce las claves para iniciarte en una alimentación sostenible con GUT Nutrición. 

Infórmate y comienza la nueva versión de ti, mejora tu calidad de vida.

Dietistas Nutricionistas Pamplona

GUT Nutrición, te estamos esperando

Las cookies de GUT Nutrición son caseras, saludables y sin azúcares añadidos. Analizan tu navegación para obtener datos de tráfico y mejorar tu experiencia web    Más información
Privacidad
Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
¡Hola!

¿En qué podemos ayudarte?