Nutri Score

Vamos a empezar explicando que es el Nutri-Score:

Nutri-Score es un modelo de etiquetado frontal de los alimentos cuyo objetivo principal es valorar, de forma sencilla, la calidad nutricional de los alimentos envasados. Por eso, no es aplicable a frescos, ni a aditivos, edulcorantes, especias, sal, hierbas, etc.  Los clasifica a través de un algoritmo de más saludable (A – verde) a menos saludable (E – rojo)

Podríamos decir que para obtener el resultado de este algoritmo:

  • Sumarian puntos  (desfavorable) todos aquellos alimentos con un alto nivel de calorías, azúcares simples, ácidos grasos saturados y sodio

  • Restarían puntos (favorable) los de mayor contenido en proteína, fibra y porcentaje de frutas, verduras, leguminosas y frutos secos.

Cuando el Nutri-Score llegó a España (2018) lo que más llamó la atención fue que el aceite de oliva obtuviese una D y la Coca Cola zero una B.

Para ello, Nutri-Score decidió que productos con un solo ingrediente (como el aceite de oliva) no necesitaban estar etiquetados. No obstante, al ver que de esta forma sacaba muchos productos interesantes para la industria fuera del Nutri-Score decidió corregir su algoritmo, haciendo que el aceite de oliva dejara de estar en última posición y pasase a tener una C.

Pero si volvíamos a comparar: el Nesquik, los churros congelados, cereales azucarados de desayuno… tenían mejor puntuación que el jamón serrano, sardinas en lata o el cacao puro, etc. ¿Esto era normal? Nutri-Score entonces argumentó que este sistema de etiquetado nutricional no debía utilizarse para comparar alimentos de diferente categoría.

En mi opinión es una buena idea, pero mal ejecutada. Resulta muy interesante para el consumidor poder ver de forma rápida y sencilla si lo que está comprando es saludable. Sin embargo, utilizando el Nutri-Score no se consigue ese objetivo.

La persona no sabe de dónde viene esa A o C. Utilizando el mismo algoritmo el resultado lo tienes que valorar de forma diferente si se trata de uno u otro alimento y la industria sabe cómo disfrazar sus alimentos para que el algoritmo salga a su favor…

Desde mi punto de vista, el etiquetado frontal Chileno es un sistema más transparente que el Nutri-Score. Este obliga a las empresas a colocar un sello que dice «alto en», para advertir cuando un alimento tiene exceso de calorías, sodio, grasas saturadas o azúcar. Y además, aquellos alimentos que tengan el sello de advertencia, tienen prohibido utilizar animales, figuras o colores que llamen la atención.

Por último, no hay que olvidar que los mejores productos son los que no llevan etiqueta. Es decir, los alimentos frescos, que deben ser la base de nuestra alimentación.

Si te apetece seguir aprendiendo, descubriendo mitos o actualizándote sobre temas de nutrición…

¡QUÉDATE CERCA!

https://www.ocu.org/alimentacion/comer-bien/informe/nutriscore

http://www.fao.org/3/i7692s/i7692s.pdf 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
¡Hola!

¿En qué podemos ayudarte?