NEAT, trata de llevar un estilo de vida saludable

¿Qué es el NEAT?

El NEAT (Non-exercise activity thermogenesis) es toda aquella actividad física que realizamos a la largo del día, que genera un gasto energético, y no es considerada como ejercicio físico.

Siempre decimos que son los pequeños detalles los que marcan la diferencia, que es mejor ir poco a poco instaurando hábitos que no intentar cambiar todo de golpe.

¿Por qué mejorar mi NEAT?

Nos estamos acostumbrando a ir en coche o transporte publico hasta la puerta del trabajo, pedir la compra por internet o cambiar el paseo del domingo por una peli en el sofá. Todas estas acciones no se consideran ejercicio físico como tal, sin embargo, condicionan nuestro NEAT ya que producen un gasto calórico ayudándonos a llevar un estilo de vida activo, reduciendo el sedentarismo y permitiendo llegar a nuestros objetivos de manera más fácil.

sedentarismo

¿Me ayudará a perder peso?

Sí, para perder peso tenemos que ingerir menos calorías de las que consumimos, aunque no siempre, ya que la pérdida de peso depende de muchos factores.

Para llegar a este déficit calórico es importante nuestra ingesta (plan nutricional) y llevar a cabo una vida activa; actividades como subir por las escaleras, dar una vuelta al salir del trabajo, recoger la lavadora, ir por el camino más largo de vuelta a casa, fregar… conllevan un gasto calórico. Si nosotros lo que queremos es bajar peso, sumar este tipo de actividades a nuestro metabolismo basal y el ejercicio físico realizado nos dará un plus.

¿Cómo aumentarlo, por dónde empezar?

Como hemos dicho al principio, mejor poco a poco.

  • Vamos a darle más uso a nuestros teléfonos. El teléfono es algo que siempre llevamos encima. Descárgate una app que te mida los pasos diarios. La OMS recomienda caminar 10.000 pasos diarios. Mira cuantos pasos de media das al día y ve aumentando cada semana.

  • Utiliza la bici para moverte por la ciudad.

  • Ve y vuelve del trabajo andando, si vives muy cerca no hace falta ir en línea recta, date una vuelta. Si vives lejos aprovecha para pararte una parada antes o aparcar un poco más lejos. No hace falta ir hasta la puerta

  • Da paseos por la oficina. Ponte alarmas en el móvil y levántate cada hora a llenar el vaso de agua, ir al baño, a hablar con algún compañero. Da igual que sea 2 minutos

  • Cambia el sofá por una actividad. Cuando acabe tu jornada laboral aprovecha para hacer recados, quedar con amigos, bailar…

¡ OJO !

Este tipo de actividades complementan, NO sustituyen a la práctica de ejercicio. Está claro que estos cambios son positivos, nos ayudarán a llevar un estilo de vida más activo y un estilo de vida más saludable.

Lo ideal; ser un poco culo inquieto además de llevar una buena planificación nutricional y encontrar una actividad física de mayor intensidad que te guste y disfrutes.

Si quieres seguir al tanto de nuestras novedades o seguir actualizándote sobre temas de salud …

 

¡QUÉDATE CERCA!

familia activa
Las cookies de GUT Nutrición son caseras, saludables y sin azúcares añadidos. Analizan tu navegación para obtener datos de tráfico y mejorar tu experiencia web    Más información
Privacidad
Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
¡Hola!

¿En qué podemos ayudarte?